dimecres, 26 de febrer de 2014

apuntes


Encontrar la verdad en medio de una maraña de intenciones e ideas. Todos con la suya a cuestas intentando que compartas su carga. Día y noche, hora tras hora, buscando algo, aquello que parece estar escondido, y me apuesto algo que está a la vista. Está de moda decir que lo llevo dentro, pero dentro dónde? Dónde tengo que mirar? Yo palpo y tu guías?  Es que no sé porque rincón empezar. Que idea hay que descuartizar y en que me tengo que fijar. No sé nada de la vida, nada en absoluto, y sin embargo cuando salgo por la puerta pongo cara de experta y ellos lo creen. Hablo de belleza y de arte, de modos de vida y literatura, de política y antropología, y de todo, y de mucho. Me vacío así de lo que me sobra, porque en todo ello no hay respuesta. No hay nada. Nada que decir que tenga valor alguno, que sirva de algo, que ayude a saber de qué va todo esto.